Recordad: Tomarse la vida con un poquito más de humor... es muy saludable.